La mayoría de las provincias presentaron valores similares a los que planteó el proyecto del Ejecutivo nacional. Pero el gobernador radical Alfredo Cornejo ofreció un planteo distinto.

Con el Congreso Nacional en pleno debate del Presupuesto 2017, las provincias aceleraron en las últimas semanas las presentaciones de sus pautas para el año próximo. Casi todas respetan los lineamientos macroeconómicos de Casa Rosada (inflación, dólar, etcétera), pero algunas además ofrecen cambios audaces para meses que se cruzarán con la batalla electoral que habrá en todo el país. En Mendoza, el gobernador radical Alfredo Cornejo dio a conocer una iniciativa de gastos con una selectiva rebaja de impuestos -como anticipó Ámbito Nacional- de Ingresos Brutos y Sellos.

"Es la primera vez en 20 años que se presentan la ley de gastos, más las de Avalúo e Impositiva- en tiempo y forma, tal como lo dice la Constitución", disparó el viernes último Cornejo, que además dejó en claro que "desde 1993 no se bajaban los impuestos en un Presupuesto".

Cornejo, que asumió en diciembre pasado, recordó que para el primer año de su gestión tampoco habían "solicitado una suba en los impuestos de los servicios, tal como lo hicieron el año pasado 11 provincias con el fin de cubrir sus déficits". Y agregó: "La rebaja que estamos solicitando -y que deberá negociar con el PJ en las ambas cámaras parlamentarias- alcanza a unas 100 actividades económicas importantes".

"Hemos presentado un plan que busca reducir paulatinamente los impuestos durante los próximos seis años. El mismo se encuentra anclado al desempeño económico del Estado y del sector privado. O sea: en tanto crezca el Producto Bruto Geográfico irán disminuyendo. Esto nos obliga a organizar los gastos a los tres poderes del Estado", manifestó el gobernador radical.