En diálogo con el programa Bien Levantado, de Pop Radio, el siempre polémico árbitro se refirió a su nueva y controvertida aparición en las tribunas del estadio Monumental y atribuyó las críticas a su alto perfil.
"Es mi forma, siempre fui frontal aunque no guste. Nunca le falté el respeto a nadie, siempre lo faltaron", manifestó Lunati, que además dijo que "si vamos por la calle Pitana y yo, al que me conocen es a mí".

"No soy un tonto que no sabe que las redes sociales están a full. No tengo ningún problema y si tengo que volver a hacer lo hago. Quiero disfrutar cosas con mi hijo que tiene 24 y hoy puedo hacer, como ir a la cancha. Eso, como otras cosas, no podía hacerlo",
agregó.

Lunati
Además, el árbitro opinó sobre la polémica labor de Fernando Rapallini en el encuentro del sábado entre River y Vélez, en el que el Millonario fue claramente beneficiado por algunos fallos claves como la temprana expulsión del paraguayo Blas Cáceres y el supuesto penal de Cristian Nasuti sobre Sebastián Driussi.

"En la cancha es penal lo que cobró Rapallini, no alcanza a ver la mano de Driussi. Y lo de Cáceres pareció que le había clavado un puñal en la garganta, yo también lo cobraba", opinó.