Un juez de Santa Cruz atropelló con su auto a una nena de 11 años en la ciudad de Perito Moreno, cuando circulaba sin registro de conducir, pero a las pocas horas fue liberado de los trámites y le devolvieron el vehículo sin establecer los motivos del accidente.
El accidente se produjo el sábado en el centro de la ciudad de Perito Moreno cuando el juez de Instrucción de Las Heras, Eduardo Quelín, atropelló con su auto Mercedes Benz gris a una niña de 11 años, quien sufrió fracturas y fue hospitalizada.

La niña es hija de un policía que presta servicios en la ciudad de Los Antiguos.

Producto del impacto la niña sufrió fractura de húmero, otras lesiones, y tuvo que ser trasladada al Hospital Distrital Pedro Tardivo de Caleta Olivia.

Tras el accidente la policía le tomó muestras de sangre a Quelín, quien manejaba sin la licencia de conducir, para determinar si consumió bebidas alcohólicas o estupefacientes.

Embed
Sin embargo, la secretaria del juzgado, Paola Hormaechea, que intervino en la causa pese a ser el mismo juzgado que encabeza Quelín, determinó que le devolvieran el vehículo al magistrado a las pocas horas del siniestro.

La devolución del vehículo, siempre según las fuentes, se efectuó "sin realizarse las pericias accidentológicas" y el secuestro que debía efectuar la policía de Santa Cruz.

En tanto, la directora del hospital zonal, Patricia Zari, aseguró que la niña "se encuentra bien, está internada en sala general de pediatría y presenta fractura de húmero".

"Se encuentra estable aunque no está exenta de complicaciones como infecciones, trombosis, entre otras", advirtió.