En Amatrice, la ciudad visitada por el papa Francisco, una de cada tres casas se derrumbó y sólo en esta localidad murieron más de 230 personas. Cerca de 4.000 personas viven aún en las carpas instaladas tras el sismo de magnitud 6 en la escala Richter del pasado 24 de agosto ya que sus viviendas quedaron completamente destruidas o dañadas.

El Papa Francisco llegó por sorpresa este martes por la mañana a Amatrice, en el centro de Italia, para llevar a cabo una visita a la gente de este pueblo devastado por un terremoto el 24 de agosto.

Papa Francisco en Amatrice
El papa Francisco saluda a unos estudiantes durante su visita a los supervivientes por el terremoto en Amatrice
El papa Francisco saluda a unos estudiantes durante su visita a los supervivientes por el terremoto en Amatrice

El sumo pontífice anunció su intención de viajar a Amatrice unos días después del sismo que causó casi 300 muertos, pero sin fijar fecha. El domingo dijo que la visita sería de "carácter privado, solo, como sacerdote, obispo, papa. Pero solo", para estar "cerca de la gente".