En la esquina de Donato Álvarez y Pasco desembocan Lomas de Zamora, Quilmes y Almirante Brown, tres municipios donde la inseguridad está haciendo estragos.
La triple frontera de la inseguridad. Así denominan vecinos y comerciantes a la esquina de Donato Álvarez y Pasco donde confluyen los municipios de Lomas de Zamora, Quilmes y Almirante Brown en el conurbano bonarense.

Triple Frontera
Esta es la triple frontera de la inseguridad en el conurbano.
Los vecinos aseguran que los robos se dan a cualquier hora, pero principalmente por la noche,después de las seis de la tarde cuando cae el sol. "Estamos todos jugados, los vecinos incluso, salen con palos para tomar el colectivo por la cantidad de robos que hubo en las paradas", asegura Juan, un panadero que tiene su negocio enrejado.

Embed
"Yo no sé qué es peor. Si tenés, te matan. Si no tenés, te matan también. Es la ley de la selva esto. Necesitamos urgente que haya un patrullero en la zona, así nos sentiríamos más seguros, al menos un poco más tranquilos", sostiene el panadero.

Embed
Juan asegura que por la inseguridad, cada vez es más frecuente que atienda por la ventanita que está en el lateral de su negocio ya que en los últimos meses sufrió varios asaltos en el local. "Cuando son los clientes de siempre los dejo entrar, pero como este es un lugar de paso, hay mucha gente que no conozco y no dejo entrar", asegura.