La Justicia determinó el lunes que la mujer no es pariente del cantante, quien falleció en enero del 2010.

Durante tres años, Sandra Borda aseguró ser la hija de Sandro. Sin embargo, el lunes la Justicia determinó de manera definitiva que, tras un análisis de ADN que implicó la exhumación del cuerpo del cantante, la mujer no es pariente del Gitano.

"Los resultados observados son incompatibles con la existencia de un vínculo padre/hija", sostiene la sentencia y agrega que "se impone el rechazo de la demanda impetrada".

Si bien mantiene un acuerdo de confidencialidad que no le permite hablar con los medios, trascendieron las palabras que expresó Sandra Junior tras la decisión de la Justicia.


Seguí leyendo más en RatingCero.com