La joven compartió cientos de fotos espléndidas que encantaron a más de 50 mil seguidores en la red social mientras su problema seguía escondido a simple vista.
Louise Delage, de 25 años, es una parisina esbelta, chic y sociable con una vida acomodada que le permite viajar y salir con amigos cada tanto. Sus fotos de Instagram la muestran feliz siempre copa o botellita en mano, como si la presencia constante del alcohol fuese elemental para la diversión.

Pero el perfil de Louise fue creado en agosto de este año como parte de la campaña de la organización francesa Addict Aide bajo el lema "Dale 'me gusta' a mi adicción".

En el lapso de ocho semanas, los admiradores de la joven la vieron tomar vino, cerveza y tragos sin reparar en que las cantidades de alcohol consumidas por su estrella favorita no son ni necesarias ni inocuas para la salud.

LIKE MY ADDICTION una campaña contra el alcoholismo
"Ponele 'me gusta' a mi adicción" es el lema de la campaña