Puede parecer un exceso de delicadeza, pero el miembro viril funciona mucho mejor cuando se tienen en cuenta algunas cuestiones básicas de mantenimiento.
De todas las partes del cuerpo de un hombre, la más delicada debe ser su zona genital y más precisamente su pene. Por eso, además de mantenerlo limpio y bien cuidado hay cinco cosas que jamás hay que hacerle al miembro viril, según el sitio emedemujer.

  1. No lo doblarás. Aunque sea puro músculo sin hueso, el pene puede fracturarse o tener una rotura fibrilar si se lo dobla cuando está erecto.

  2. No lo morderás. Quizás parezca una obviedad, pero el pene es muy sensible y su piel es muy delgada, así que el menor rasguño con los dientes duele mucho y le puede producir una herida seguida de una infección.

  3. No lo cargarás. En el sentido de no ponerle peso para hacer flexiones y fortalecerlo como si fuese el brazo o la pierna que se ejercita en el gimnasio.

  4. No lo estirarás. Al menos no más allá de su límite natural. Si se pasa esa delgada línea de lo físicamente posible pueden producirse lesiones permanentes.

  5. No lo presionarás. De nuevo, esto es en el sentido literal y figurativo. Un poco de presión puede excitarlo, pero el exceso de fuerza podría provocar un derrame y por consiguiente hinchazón, dolor e incomodidad.