El insólito caso ocurrió en la parroquia San Francisco de Asís, de Mar del palta. El hombre, de 40 años, fue atrapado cuando intentaba vender los objetos robados en el barrio. Está detenido en el penal de Batán.
Un hombre fue detenido cuando intentaba vender un copón de bronce con hostias que se había robado durante la misa que se celebró el domingo pasado en una capilla de la ciudad de Mar del Plata.

Todo comenzó el domingo a la mañana cuando se celebraba la misa en la parroquia San Francisco de Asís, ubicada en Strobel al 4400, informó el portal 0223.com.

Embed
Durante la celebración religiosa, el ladrón no acató uno de los mandamientos y se robó un copón de bronce, las hostias consagradas, un recipiente circular y un ostensorio de bronce. Poco después intentó comercializar los objetos sustraídos con algunos vecinos de la zona.

La policía vio al hombre cuando intentó vender los objetos y lo detuvo. Quedó imputado del delito de hurto y fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.