En Hockenheim, Alemania, una carrera de Fórmula 4 entregó una postal novelesca: Oliver Söderström quiso golpear a Robin Brezina tras un toque que obligó a los dos a abandonar y uno terminó corriendo al otro en plena pista.
Finalmente los asistentes pudieron calmar a Söderström y todo quedó ahí. Sin embargo, Brezina parece haberse llevado el susto de su vida.

ADAC Formula 4 Championship 2016. Race 3 Hockenheimring. Oliver Söderström & Robin Brezina Crash.mp4