Un hombre de 35 años fue detenido cuando escapaba con su hija de dos años como sospechoso de haber asesinado a puñaladas a su pareja, antes de quemar su casa con el cuerpo de la victima en su interior, en la ciudad de Río Gallegos, en Santa Cruz.
El hecho se inició en la mañana del martes, cuando dos dotaciones de Bomberos se trasladaron hasta calles 1 y 10 del barrio de San Benito, en la capital de la provincia de Santa Cruz, para sofocar un incendio en una humilde vivienda.

A medida que el fuego era extinguido, los bomberos pudieron ingresar a la casa y observaron que en el living de la misma y sentada en uno de los sillones había un cuerpo sin vida, por lo que se informó al personal de la Seccional Séptima, quienes se acercaron al lugar.

Embed
Fue así que los efectivos policías pudieron identificar el cadáver como el de Daniela Romina Barría, de 30 años, quien vivía en el inmueble junto a su pareja, Jorge Marcelo Huenumil, de 35 y a la hija de dos años de ambos.

De acuerdo con una autopsia realizada este miércoles, la víctima había muerto desangrada poco antes de que se incendiara la casa, como producto de haber sido degollada y haber recibido una puñalada en el corazón, informaron medios locales.

Embed

Los uniformados comenzaron a indagar entre los vecinos para saber si alguno de ellos había visto u oído algo, y sólo pudieron aportar datos que de la casa había salido un vehículo marca Fiat Palio de color blanco, conducido por la ex pareja de la mujer quien iría acompañado por su nena de 2 años.

Unas cuatro horas después el presunto asesino fue detenido por la Policía en cercanías a la localidad de Piedrabuena, a unos 300 kilómetros de distancia.


Embed
Huenumil fue apresado en una estación de servicio y quedó alojado en la seccional 2da. de esa localidad acusado del femicidio de Barría, en tanto que la hija de la pareja fue recuperada ilesa.

Según los vecinos, el presunto victimario y la mujer asesinada estaban separados desde hacía dos semanas, a causa de peleas de pareja. Además, trascendió que el hombre le habría mandado mensajes de texto a la mujer despidiéndose y diciéndole que se estaba muriendo de pena a causa de la separación.