Pasó por la casa de Gran Hermano, mostró su bellísimo cuerpo en las tapas de las revistas y luego pensó en la política. Ahora, la modelo dice ser religiosa y aclara que el que quiera estar con ella deberá casarse para poder mantener relaciones íntimas con ella.

La modelo Rocío Gancedo se hizo conocida por haber estado en la casa de Gran Hermano y después infartó a todos con producciones de fotos hot. Después, su nombre volvió a aparecer cuando decidió meterse de lleno en la política, comenzar a militar y hasta pensar ocupar una posible candidatura a algún cargo.

Pero ahora eligió cambiar de estilo de vida y dio un nuevo vuelco: la modelo hizo religiosa y hasta asegura que no tendrá más sexo hasta casarse.

"Esto empezó en 2014 en la Iglesia Ministerio Presencia de Dios. Comencé este camino de fe que fue donde conocí a Jesús, conocí a Dios y la verdad que me transformó", dijo Rocío. Y agregó: "Miro videos míos de YouTube y digo: '¡No puedo ser la misma!".