Tras el escándalo por los Panamá Papers, asesores de las Naciones Unidas advirtieron por las pérdidas multimillonarias que sufren los países por las empresas offshore. Entre ellos hay un argentino.
Los gobiernos deben acabar con "el secreto de los paraísos fiscales" y combatir la evasión fiscal facilitada por las jurisdicciones extraterritoriales, advirtieron este jueves tres expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas.

En un comunicado, el experto independiente de la ONU sobre la deuda exterior y los derechos humanos, Juan Pablo Bohoslavsky, y dos miembros del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos, Jean Ziegler y Obiora Okafor, exhortaron a los gobiernos a establecer un órgano de la ONU que busque eliminar el secreto de los paraísos fiscales.

El reclamo llega apenas unos meses después del estallido del escándalo que generaron los Panamá Papers que revelaron el complejo entramado de sociedades offshore en que se encuentran involucrados jefes de Estado y funcionarios públicos de distintas partes del mundo, entre ellos el presidente Mauricio Macri y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

"Los ingresos tributarios perdidos ascienden a cientos de miles de millones de dólares al año"

Asimismo, este nuevo organismo debería buscar la manera de acabar también con el fraude y la evasión fiscal que se lleva a cabo en dichos paraísos fiscales.

"Si bien las estructuras en los paraísos fiscales pueden ser el resultado de una actividad comercial legítima, se estima que hay individuos que retienen entre 7.000 y 25.000 millones de dólares en ese tipo de cuentas, y que los ingresos tributarios perdidos por muchos países podrían ascender a cientos de miles de millones de dólares al año", reza el informe.

"Cuando individuos y corporaciones esconden activos no declarados en el extranjero para eludir los impuestos o blanquear dinero, están de hecho robando esos fondos a la sociedad", agrega el texto.

Embed
Los expertos indican que los beneficios "de estas actividades ilícitas" pueden y deben destinarse a financiar servicios públicos, tales como sanidad, vivienda, escuelas, infraestructura de transporte, seguridad social, mantenimiento del orden público y tribunales.

"Hay que recordar que las corrientes financieras ilícitas incluyen fondos que, aprovechando los vacíos legales y otros artificios, eluden el espíritu de la ley, esto incluye, por ejemplo, las operaciones de evasión fiscal que se ven facilitadas por el uso de sociedades situadas en paraísos fiscales", subraya el texto.

Ante esta realidad, los tres relatores pidieron a Naciones Unidas que adopten medidas eficaces para prevenir las actividades ilegales de las empresas offshore situadas en paraísos fiscales.

"Quienes esconden activos no declarados en el extranjero le están robando a la sociedad"

"La justicia tributaria mundial y el éxito de la lucha contra el lavado de dinero no serán posibles a menos que los Estados cooperen en el control y la regulación de las actividades fiscales de las empresas situadas en paraísos fiscales", puntualizaron.

Asimismo, los expertos pidieron la divulgación de la información sobre la propiedad efectiva de las cuentas en todos los países.

"De este modo, se podrá eliminar el secreto y el anonimato que envuelve a la actividad financiera ilícita en los paraísos fiscales, y los recursos en cuestión destinarse al progreso común y ser devueltos a sus legítimos propietarios: el conjunto de la sociedad", concluye el texto.

Embed