El mundo de la UFC se vio sacudido en las últimas horas por el fallecimiento del reconocido peleador Josh Hamman, quien murió luego de varios días de estar internado en estado de coma.
El viernes pasado, Hamman fue encontrado inconsciente en su departamento de Florida, Estados Unidos, junto a su amigo Troy Kirkinburg, quien no presentaba signos vitales.

Hamman, de 28 años, fue trasladado a una clínica en la que agonizó durante varios días, hasta que finalmente perdió la vida en las primeras horas del jueves. Todavía se desconocen las causas de su muerte y los especialistas esperarán a la autopsia para informar al respecto.

El sitio oficial de la máxima organización de artes marciales mixtas a nivel mundial envió su "más sentido pésame" a los familiares y amigos del peleador, cuya última presentación había sido en julio de este año, cuando cayó por nocaut técnico frente a Tim Boetsch en Dakota del Sur.

Embed
Además, Hamman había firmado recientemente su nuevo vínculo con la UFC (de hecho lo había compartido en las redes sociales pocas horas antes de ser hallado en su departamento) y tenía programada una pelea para diciembre próximo ante Oluwale Bamgbose. Su récord profesional era de 12 peleas ganadas y 4 perdidas.

Embed

Bout contract signed, let's go. #UFC #MMA

Una foto publicada por Josh Samman (@joshsamman) el

Embed