Una mujer confesó que mantuvo una relación sentimental con el sacerdote Juan Viroche hasta el pasado marzo cuando se enteró que él mantenía un romance con otra mujer. El fiscal Diego López Ávila confirmó que existió esa declaración y no descarta ninguna hipótesis.
En el marco de la causa que investiga la misteriosa muerte del cura Juan Viroche, la Justicia de Tucumán investiga una nueva pista: la hipótesis sentimental. Es que en las últimas horas se presentó a declarar una mujer que confesó que ella había mantenido un romance con el sacerdote hasta el pasado marzo.

La joven llegó a los tribunales por pedido del fiscal Diego López Ávila y habría confesado que terminó la relación con el sacerdote cuando descubrió que el cura tenía un romance con otra mujer.

Según la testigo, los familiares de esta última mujer habrían empezado a "escrachar" al sacerdote en las redes sociales porque, supuestamente, el cura habría terminado con esa relación cuando se enteró que esperaba un hijo suyo.

"No descartamos nada y profundizaremos esta pista. No puedo dar más detalles porque hay que preservar a la testigo", dijo el fiscal en declaraciones al diario La Gaceta, en las que admitió la existencia de esa declaración.

La autopsia al cuerpo del padre Viroche determinó que murió por asfixia. Los investigadores no encontraron desorden en la casa parroquial en la que fue encontrado.

Los restos del padre Juan, quien durante años luchó contra el narcotráfico, están siendo velados en la iglesia Nuestra Señora del Carmen en la localidad de Posse.