"Jamás dudé en quedarme con algo ajeno", aseguró el chofer de Olavarría. Encontró el dinero debajo de uno de los asientos de su auto y no lo dudó: volvió a la casa de su cliente y le entregó la plata.
Es dueño de una resmiseria y trabaja a la par de sus compañeros. En uno de los viajes, encontró 20.000 pesos que a un jubilado se le habían caído dentro de su auto y no dudó en devolverlos.

Esta es la historia de Marcelo Calzoni, de 35 años, quien es noticia en la ciudad de Olavarría por este enorme gesto. "Jamás dudé en quedarme con algo ajeno", admitió el hombre.

El lunes pasado, al volver de uno de los viajes escuchó ruidos en la puerta del acompañante y cuando revisó se encontró con fajos de dinero. "Había dejado a este hombre mayor en su domicilio y cuando él bajó se le cayeron unos papeles y 100 pesos. Yo me bajé a ayudarlo y no vi nada más. La sorpresa fue cuando hice unas diez cuadras y sentí ruidos debajo del asiento", explicó.

Embed
Fue entonces que Calzoni revisó el auto encontró 400 pesos y dos fajos de diez mil pesos cada uno. "No dudé un segundo en devolverla y me dirigí a la casa del hombre a devolverlo", comentó.

Al llegar al domicilio habló con quienes se presentaron como los nietos del jubilado, les contó la situación, pero antes de devolver la plata quiso confirmar que fuera el propio hombre el que la recibiera.

"El abuelo salió, se tocó los bolsillos y ahí notó que no tenía el dinero. Lo más lindo fue verle la cara cuando se dio cuenta. La familia me agradeció mucho, me dijo que no pasa siempre", detalló.

En 20 años de trabajo, Calzoni siempre encontró cosas olvidadas. La gran mayoría fueron celulares, pero remarcó que jamás dudó en devolver lo que no le pertenece.

"Siempre devolví todo, hasta una computadora. Esta vez no fue la excepción. No fui con intención de que me den algo, nunca dude en devolvérselo al hombre mayor", dijo y agregó: "He devuelto celulares de más de diez mil pesos y el mío vale menos de mil, siempre devolví, porque no me corresponde. Me gusta hacer el bien, me hace sentir mejor a mi".

Y resaltó: "Yo sigo laburando como todos los días, entiendo que llama la atención por todo lo que vivimos pero para mi no había otra opción, era dinero que no me correspondía".