El abuelo de Joaquín Mieres contó detalles de la salvaje agresión que recibió el joven por parte de un grupo de rugbiers del club San Fernando en el boliche Caix. Por los golpes quedó en coma, pero esta tarde le darían el alta.
Alberto, abuelo de Joaquín Mieres, chico golpeado por rugbiers en Caix
Alberto, abuelo de Joaquín Mieres, chico golpeado por rugbiers en Caix

Joaquín Mieres, el joven atacado por un grupo de rugbiers en el boliche Caix evoluciona bien y esta tarde le darían el alta, según confirmó su abuelo.

Según relató el hombre, diez chicos del club San Fernando habían ido a buscar a un compañero de equipo de su nieto, que juega en el Delta: "Como no estaba, lo golpearon a él".

Embed

El hombre se mostró contento por la evolución de Joaquín, pero criticó la actitud del boliche. "Cómo no los agarraron a esos chicos esos y los guardaron hasta que vinieran los padres. Dicen que como son chicos no los pueden agarrar", explicó y lamentó: "La Justicia es un papelón en la Argentina hace muchos años".

"El susto no se lo regala nadie", advirtió Alberto, abuelo del chico de 18 años. Respecto al estado del joven señaló que es "muy bueno. Supuestamente, cerca de las 5 de la tarde vendrá el neurólogo y firmará el alta".

En diálogo con C5N, explicó que "por suerte, según los médicos está todo bien". Pero pidió despegar al deporte de lo que le pasó a su nieto sino que indicó que era un problema de violencia en la noche. "No es solamente los chicos que juegan al rugby", afirmó y pidió "que quede claro que es un deporte sano".

"Siempre hay grupos que no son los mejores", explicó e indicó que "este grupo de chicos no es el más equilibrado que hay en la zona norte", al tiempo que indicó que tenían antecedentes "en otras cosas".