La mujer fue denunciada por su ex marido que la describió como "obsesiva" de la alimentación sana. Los médicos determinaron que el niño estaba desnutrido.
Una madre de Ohio, en los Estados Unidos, fue denunciada por poner en peligro la vida de su hijo de 11 meses después de que se comprobara que sólo lo alimentaba con frutas y frutos secos. El niño estaba severamente desnutrido cuando su padre lo llevó a un hospital.

Elizabeth Hawk, de 33 años, fue imputada aunque no arrestada después de que su ex marido, Jerry Hawk, llevara al hijo menor de ambos a un centro de la primera infancia, informó el sitio KDKA. La pareja se acaba de separar y la mujer tenía la custodia de sus tres niños en común.

El niño fue derivado a un hospital de Morgantown, en West Virginia, donde los médicos descubrieron que estaba desnutrido y al borde de sufrir un daño motriz de por vida debido a su dieta a base de bayas y frutos secos.

La hermana del ex marido descubrió que el bebé de 11 meses tenía "un sarpullido" y que "no podía mover las manos" como cualquier otro niño de su edad. La mujer fue más allá al explicar que su ex cuñada es "obsesiva" de la comida sana y "viviría a agua y luz solar" si pudiera.