La protagonista de la ficción salió a defender el estilo que mantiene, tras la polémica por el relato del abuso.

El relato de un abuso sexual en Educando a Nina no solo generó críticas de todos lados, sino también internas entre quienes realizan la ficción. En este contexto, Griselda Siciliani salió a defender el estilo de la misma, con frases que traerán polémica.

"Desde el capítulo uno, Educando a Nina mostró ser una ficción que juega entre lo naif y lo corrosivo, lo incómodo, lo políticamente incorrecto, haciendo humor constantemente con muchos de los espantos de nuestra sociedad, la homofobia, el racismo, la violencia, etc....y desde ese lugar criticamos", afirmó Siciliani en su cuenta de Instagram.


Seguí leyendo en RatingCero.com