Edgardo Podjarny fue interceptado cuando salía de la playa de estacionamiento de la Supertendencia ubicada en Moreno al 761. "Queremos los papeles", le dijeron. El funcionario se encuentra internado en la Clínica Bazterrica.
Cerca de las 19, Edgardo salió de la Superintendencia de Seguros para ir hacia la cochera que esta a la vuelta del edificio. Allí, fue interceptado por, al menos, tres delincuentes que lo redujeron y lo mantuvieron cautivo durante más de tres horas.

"Sabía perfectamente quién era, con quién estaban tratando, venían preparando de hace rato este golpe", contó en declaraciones a C5N, el vice superintendente de Seguros, Guillermo Bolado.

"No sabemos bien qué buscaban, ni en su domicilio particular. Sabían su nombre, su cargo y sus horarios. No fue al voleo", agregó.

El grupo de delincuentes redujo con anticipación a los trabajadores del garage donde secuestraron a Podjarny para poder adueñarse del lugar. Una vez que capturaron al funcionario, lo golpearon y se dirigieron hacia su casa en el barrio porteño de Palermo. "Queremos los paples" le habrían dicho.

Embed
La suma de dinero que se llevaron era bastante poca en relación con el operativo que llevaron adelante los delincuentes,es por eso que los investigadores no descartan que el secuestro se relacione con la actividad que realiza.

La investigación está a cargo de la fiscalía de Instrucción 1 y participa la comisaría de la 2° de la Ciudad.

El hombre fue atendido en el Hospital Argerich y ahora se encuentra internado en la Clínica Bazterrica. Los delincuentes le habrían confesado que habían intentado secuestrarlo el día anterior pero no habían podido, lo que supone una logística importante en una banda delictiva.