Así lo aseguró el titular de La Alameda, Gustavo Vera, quien participó de la marcha del silencio que se llevó a cabo en Tucumán. Remarcó que allegados al Sumo Pontífice "están siguiendo el caso".
El titular de La Alameda, Gustavo Vera, aseguró que el papa Francisco "está enterado" de la muerte del cura Juan Viroche en la localidad tucumana de La Florida y remarcó que allegados al Sumo Pontífice "están siguiendo el caso".
Vera acompañó el dolor de los habitantes de La Florida y de las ciudades cercanas y participó de la marcha del silencio que se llevó a cabo el jueves por la tarde en la Plaza Independencia de la capital provincial en reclamo de justicia.
"Obviamente que Francisco está enterado del caso del cura Viroche. Por el momento no pude hablar con él, seguramente lo haremos pronto. Con quienes sí pude hablar fue con personas cercanas al Papa que lo conocían a él. Están siguiendo el caso", precisó el también legislador porteño de Bien Común en declaraciones al diario La Gaceta de Tucumán.
Vera Tucumán 3.jpg
Vera en la marcha en Tucumán
Vera en la marcha en Tucumán
Vera, quien arribó a Tucumán junto a Mario Baudry, integrante de la Mesa Multisectorial contra el Narcotráfico en Buenos Aires, remarcó que la muerte del padre Juan está relacionada con las denuncias que el párroco hizo contra los narcos.
"Las circunstancias son extraordinariamente dudosas. Tenemos mucha experiencia en estos temas. Si bien no tuvimos acceso al expediente, sí hablamos con vecinos, amigos y parientes. Sabemos que el padre Juan ya tenía el traslado acordado para los próximos días, no tenía motivos para suicidarse. Muy por el contrario, estuvo reunido con una familia la noche anterior. Me inclino a pensar que estamos en presencia de un mensaje mafioso", advirtió el titular de La Alameda.
Embed
En ese sentido, enumeró los indicios que lo llevan a pensar que se trató de una señal del narcotráfico: "Es muy sugestivo el momento, después de que el Papa mandó una carta por el Bicentenario en la que llama a luchar contra el narcotráfico. Además, apareció en un templo, ahorcado, con un Cristo roto. El mensaje de los narcos es que esto le va a ocurrir a todos los que quieran investigar o involucrarse".
El diputado porteño consideró que el caso de Viroche tiene muchos puntos en común con tres asesinatos de sacerdotes en México que denunciaban a narcotraficantes.
"Inmediatamente asocié los casos porque tienen características similares: se los hace pasar por suicidio y luego se les inventan temas personales, se quiere ensuciar la figura de la víctima. El 25 de septiembre hablé con Francisco. Él me contó que en México la situación se estaba desmadrando y que tomáramos precauciones los que luchamos contra la droga", remarcó.
Sobre la hipótesis que investiga la Justicia, de un posible suicidio, se pronunció Baudry: "Me suena raro lo que dice el fiscal, porque las pericias llevan muchos días, hay que ver cómo fue el ahorcamiento, tomar el resultado de los hisopados. La autopsia tiene que ser muy específica, es mucho más compleja que cuando hay un accidente".
Por último, Vera afirmó que "se conocerá la verdad" si es que el pueblo tucumano se manifiesta pacíficamente pidiendo justicia. "Como en los casos de María Soledad Morales, Mariano Ferreyra y las víctimas de Once. En este último caso, por ejemplo, al principio se apuntaba contra un maquinista y hoy hay varios funcionarios que están presos", concluyó.