El Xeneize estrenó el monumento del Virrey, el entrenador más ganador de la historia. Varios ex dirigidos estuvieron presentes y el ex técnico no pudo contener su emoción.
Carlos Bianchi es el entrenador más ganador de la historia de Boca y, como se merecía, tuvo su homenaje en vida. El Xeneize presentó este viernes su estatua que lo convierte en inmortal y como el mejor de todos. El DT también se llevó una réplica en miniatura.

"Esta estatua es gracias a los que jugadores que están acá y a los que no están. Ellos son los verdaderos protagonistas, los que me hicieron ganar todos estos títulos con el club
", declaró desde lo más profundo el Virrey. En el acto estuvieron presentes Juan Román Riquelme, Guillermo Barros Schelotto, Sebastián Battaglia y el Flaco Schiavi, entre otros.

Bianchi, técnico que tuvo tres ciclos en la entidad (1998-2001; 2003-2004; 2013-2014), consiguió bajo su mandato tres Copas Libertadores (2000, 2001, 2003) y dos Copas Intercontinentales (2000, 2003). Además ganó cuatro títulos locales.

La emoción de Carlos Bianchi al hablar de sus jugadores:
Embed