Así lo aseguró el abogado de la familia del padre Juan Viroche, hallado muerto en una iglesia en Tucumán. "No podemos asegurar si fueron hechas por un grupo narco", consideró el letrado. Este viernes se conoció un mensaje de WhatsApp en el que el sacerdote asegura que "es muy feo vivir así".

José del Río, abogado de la familia del sacerdote encontrado ahorcado en una iglesia de Tucumán, confirmó este sábado que el párroco había recibido "amenazas en los últimos 20 días" antes de su muerte, aunque todavía no se puede asegurar que sean de un grupo narco.

El abogado sostuvo que la hermana del sacerdote, Miriam Viroche, le contó que "hubo amenazas" aunque "no podemos asegurar si son de un grupo narco o relacionado con las denuncias que hacía el Padre contra el narcotráfico".

Embed

"Son vía telefónica o mensaje de texto, de dos o tres teléfonos. Las primeras pericias arrojan que habrían sido amenazas en los últimos 20 días", dijo Del Río luego de que el viernes se difundiera un audio en el que Viroche admite que le habían llegado mensajes intimidatorios.

En una entrevista televisiva, el abogado sostuvo que si bien ese audio aún no fue peritado, "personas que lo conocen" afirman que es la voz que se escucha es la del sacerdote.

"Lamentablemente, no te voy a decir que caí en una psicosis, pero sí mucha desconfianza y mal, así, tanto psicológica como afectivamente. Uno lo venía trabajando, venía peleando con eso... Es bastante difícil poder llevar esto a cabo. Ya no es más mi persona, sino mis seres queridos", se escucha en una parte del mensaje de voz que Viroche le habría enviado a un amigo por WhatsApp.

Audio cura Viroche sobre amenazas
Audio de whatsapp del cura Viroche sobre amenazas

A su vez, Del Río ratificó que la causa "se ha mantenido como muerte dudosa desde el primer día" pero indicó que, según "la hipótesis" del fiscal Diego López Ávila, "estaríamos ante un posible suicidio".

Viroche fue encontrado ahorcado el miércoles en la iglesia Nuestra Señora del Valle de la localidad tucumana de Ingenio La Florida.

"Deberían haber adoptado otras medidas, no solamente el traslado, sino poner en conocimiento de las autoridades judiciales sobre las amenazas que recibía el padre", concluyó el abogado.