Los fuertes vientos en el Aeropuerto Internacional de Praga casi hacen que un Boeing se estrelle contra la pista. Mirá las complejas maniobras con las que el piloto salvó el día.

El piloto de un Boeing 737-430 de la aerolínea española Air Horizont dio una lección de habilidad y nervios de acero en el Aeropuerto Internacional de Praga.

Tras un intento fallido y varias maniobras complejas, la nave casi se estrella contra la pista por a los fuertes vientos de la zona. Pero la habilidad del piloto pudo más que las fuerzas del clima.

Aterrizaje accidentado en Praga viento
Las maniobras que debió hacer un piloto de Boeing para aterrizar en Praga.