Con casi 12 mil inscriptos, entre ellos unos 3 mil provenientes de 55 países distintos, la nueva edición del evento rompió el récord registrado en 2015. El etíope Siraj Gena Amda se consagró campeón, mientras que el segundo y tercer fue para dos argentinos: el bonaerense Miguel Bárzola y el chubutense Darío "Lalo" Ríos.

Una nueva edición del maratón de la ciudad de Buenos Aires se corrió este domingo desde las 7.30, con casi 12 mil inscriptos entre corredores de elite y aficionados de todo el país y del mundo, lo que perimitió romper el récord de 2015.

La Maratón Buenos Aires 42K Grupo Provincia se desarrolló en un nuevo circuito certificado por la Asociación de Maratones Internacionales y Carreras de Distancia (AIMS, en inglés) y avalado por la Federación Atlética Metropolitana que recorrió los puntos más emblemáticos de la Ciudad, con largada en Avenida Figueroa Alcorta y Monroe.

Maraton de Buenos Aires.flv
El etíope Siraj Gena Amda se consagró ganador de la edición en 2 horas 20 minutos, mientras que el segundo y tercer recayó en dos argentinos: el bonaerense Miguel Bárzola y el chubutense Darío "Lalo" Ríos.

El atleta etíope de 32 años no consiguió, no obstante, superar la marca del ganador del año pasado, el keniata Jonathan Chesoo, quien logró llegar a la meta en dos horas, doce minutos y veinticuatro segundos.

La mejor marca personal de Siraj Gena Amda, 2h 8m 39s, la obtuvo en su primera carrera, la edición 2010 de la maratón de Roma.

"Me propuse ser el mejor argentino y lo logré"
, aseguró Bárzola, quien logró llegar a la meta tres minutos después que el ganador.


Embed
En tanto, Daniel "Lalo" Ríos hizo lo propio en dos horas, 24 minutos, 17 segundos. "Queríamos tratar de buscar una buena marca y pudimos lograr un tercer puesto, porque antes del 21 me empecé quedar y luego me recuperé de a poco", dijo.

Estos dos corredores argentinos, al igual que Javier Carriqueo que quedó en quinto lugar, contaron con dos liebres (corredores de asistencia) "de lujo": los maratonistas olímpicos Luis Molina y Mariano Mastromarino.

Entre las mujeres, la mejor argentina fue la mendocina Adela Barrios, que quedó en tercer lugar.
“Vale a pena el esfuerzo, fueron 13 semanas muy duras, pero se puede. A aquellos atletas que laburan y tiene que compartir el tiempo de entrenamiento con el trabajo, les digo que si uno tiene disciplina y constancia se pueden lograr cosas”, dijo.