Como medida de protesta, vecinos de distintas villas de la Ciudad se movilizaron hasta el Obelisco y armaron su propia competencia gastronómica. Allí, criticaron la realización del "Campeonato de asado", aseguraron que el evento costó millones de pesos y cuestionaron las políticas sociales del gobierno porteño.

Vecinos de distintas villas de la Ciudad participaron este domingo del "Torneo Metropolitano del Guiso", una protesta contra las políticas sociales del gobierno porteño que decidieron instalar en el lado norte del Obelisco, mientras que del lado sur se desarrolla el "Campeonato Federal de Asado" organizado por autoridades de la ciudad.

Los responsables de las ollas estimaron que se sirvieron más de mil platos de guiso a los vecinos y vecinas de la ciudad que se fueron acercando a ver de qué se trataba la medida.

La jornada llegará a su fin con una entrega de medallas a los mejores guisos, que fueron cocinados por vecinos y vecinas de distintas villas y repartidos gratuitamente en forma de protesta.

Embed
La Corriente Villera Independiente indicó a través de un comunicado que "la medida busca poner en discusión el carácter inmoral de la actividad impulsada por el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta".

Esa organización denunció que "el evento nos costó a los vecinos de la ciudad más de 10 millones de pesos y se realiza una semana después de conocer los índices de pobreza en la argentina; mientras el Indec comunica que 1 de cada 3 argentinos son pobres, y 1 de cada 2 menores de catorce años son pobres o indigentes el mega evento desplegado entre el obelisco y la avenida de Mayo no hace más que poner en evidencia la falta de sensibilidad social del PRO".

Rafael Klejzer, referente de la Corriente Villera Independiente y del Movimiento Popular La Dignidad, advirtió en referencia a los funcionarios porteños que "su escala de valores es diferente a la nuestra" y agregó que "no puede haber un pibe pobre en la argentina, no puede haber un solo pibe durmiendo en la calle, no puede morirse de hambre ningún pibe en un país que produce alimentos para 400 millones de habitantes".