La policía alemana confirmó la detención del joven Jaber Albakr, quien es acusado de haber planeado un ataque terrorista. Otro sirio que lo había alojado en su departamento dio aviso a las autoridades y, en medio de un megaoperativo, lograron apresarlo.

La policía detuvo el lunes al fugitivo sirio sospechoso de preparar un atentado yihadista, tras dos días en los que se realizó una gigantesca cacería que mantuvo en vilo a toda Alemania. Jaber Albakr, de 22 años, fue detenido gracias a la ayuda de un sirio que lo había alojado y, al reconocerlo, lo denunció a la policía, según informó la prensa.

"Hemos tenido éxito. El sospechoso de terrorismo (Jaber) Albakr fue arrestado este domingo a la noche en Leipzig", en Sajonia, informó la policía a través de Twitter.

Albakr se había alojado en el apartamento de un sirio al cual había abordado en la estación de trenes de Leipzig para pedirle ayuda, afirmó el sitio Spiegel Online.

Su compatriota lo alojó pero lo denunció a la policía cuando se enteró de que se trataba del fugitivo buscado por las fuerzas de seguridad de todo el país.

Finalmente las fuerzas especiales de intervención encontraron a Albakr atado en el apartamento en Leipzig.

Embed
Leipzig se encuentra cerca de Chemnitz (260 km al sur de Berlín), donde vivía Albakr, en cuyo domicilio la policía había encontrado explosivos altamente peligrosos.

Jaber Albakr será transferido el lunes a Karlsruhe (oeste), sede de la fiscalía federal alemana, competente en los casos de terrorismo, donde será probablemente procesado y encarcelado.

"Todo indica que el sospechoso tenía la intención de cometer un atentado islamista", indicó la fiscalía. El objetivo podía ser un aeropuerto o una "plataforma de transporte", según varios medios de prensa alemanes.

Jaber Albakr estaba en contacto con el Estado Islámico a través de Internet, afirmó el diario alemán Süddeutsche Zeitung.