El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, aseguró que el plan económico de Mauricio Macri "no solo reduce sino que plantea eliminar los subsidios a los ricos", y destacó la "credibilidad" de las iniciativas adoptadas por la administración de Cambiemos.
El funcionario participó en una charla en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Columbia en Nueva York, donde prometió a inversores que cuando concluya el mandato de Macri en 2019 el déficit fiscal primario -estimado en 4,3% del Producto Bruto en el Presupuesto 2017- se habrá reducido al 1,4%.

En el evento, que se tituló "Argentina-Egresando del Populismo después de demasiados Recesos de Primavera", el jefe de la cartera de Hacienda y Finanzas declaró que "la credibilidad es la sustancia alrededor de la cual uno crea políticas".

Dijo que "por eso somos realistas sobre nuestros programas y objetivos", en lo que fue su exposición ante el circuito financiero neoyorquino tras participar de la Asamblea del FMI y el Banco Mundial en Washington.

El ministro destacó las "políticas gradualistas" implementadas y sostuvo que "para el final del mandato estamos apuntando a 1,4% del déficit primario, que son mejores cifras que las reportadas por países desarrollados entre las economías de mercado".

Prat-Gay dijo que la estrategia fiscal para los próximos años "no solo reduce sino que plantea eliminar los subsidios a los ricos".

"Hemos destinado fondos fiscales para los sectores más vulnerables. No solo por una cuestión moral sino de sostenibilidad. Quisimos aliviar algunas de los resultados indeseados de nuestras medidas con esto", explicó.

En referencia al tema del evento, el ministro declaró que "una de las características del populismo es que se pasa más tiempo pensando en el presente y no tanto en el futuro".

Sostuvo que en la Argentina "la gente entendió esto porque durante la gestión anterior la población estaba más contenta con la situación actual que con el futuro".

El ministro enfatizó lo dicho por el presidente Macri: "No hay probablemente otro país en el mundo donde la distancia entre donde estamos y donde deberíamos estar sea tan grande como en Argentina".

Prat-Gay recordó que parte del esfuerzo del Gobierno se dirige a recuperar un lugar en el escenario económico mundial.

"Somos miembros del G20, que se ha convertido en un organismo muy importante después de la crisis. Nos sentamos a la mesa y no somos parte del problema. Queremos ser parte de la solución", señaló, y destacó que la Argentina será anfitriona de las reuniones del G20 en 2018.

El ministro de Hacienda consideró: "Si seguimos este camino, al crear las condiciones para las inversiones, todo esto generará empleo. Esto apunta a cumplir con una de las prioridades de la gestión de Macri, que es pobreza cero".