La madre de la niña sorprendió al chico de 16 años cuando manoseaba a su hija en un kiosco que tiene la familia de la víctima en la ciudad de santiagueña de Añatuya. El abusador fue detenido y será sometido a pericias psicológicas.
Una mujer sorprendió a un adolescente abusando sexualmente de su hija de 3 años en el kiosco que tiene la familia de la víctima en la ciudad santiagueña de Añatuya.

Según la denuncia de la mujer, el hecho ocurrió en un kiosco que tiene la familia de la víctima. En ese lugar, suelen juntarse los jóvenes de la zona.

Al parecer, uno de los clientes habría aprovechado un descuido de los dueños y se introdujo en el inmueble hasta que se encontró con una nena de apenas 3 años.

Embed
El acusado habría tomando en sus brazos a la criatura, luego habría comenzado a tocarle la cola. El manoseo del depravado provocó el susto de la nena que gritó por su madre. Ante el grito, el adolescente tapó la boca de la niña con una mano y con la otra continuaba abusándola.

Fue entonces que irrumpió la mamá de la víctima y descubrió la comprometida situación. El muchacho le quitó las manos de encima a la nena y huyó del lugar.

La mujer llamó a la policía y denunció el hecho. Por orden del fiscal de turno, los efectivos detuvieron al chico de 16 años, que será sometido a pericias psicológicas.