El Gobierno porteño ya incorporó 45 cámaras de fotomultas a las 95 que ya había instalado, y antes de enero de 2017 planea colocar 30 más. En el último año se incrementó en un 30% el registro de infracciones.
El objetivo de la medida es tener un mayor control de la reincidencia en las violaciones de las normas de tránsito, fundamentalmente en las consideradas "graves", como lo son cruzar el semáforo en rojo o conducir por sobre la velocidad permitida.

fotomultas
Habrá más multas hacia fin de año
Serán 30 las cámaras que se colocarán entre octubre y diciembre de este año, y de esta forma el 2017 comenzaría con 170 en funcionamiento.

LOS NUEVOS LUGARES

Las nuevas cámaras se instalarán en tramos de las autopistas y sobre avenidas como Córdoba, Del Libertador, Lugones, Cantilo, Santa Fe y Corrientes, entre otras. De las 126 que detectan el exceso de velocidad, y las 44 restantes la violación de la luz roja y la invasión de la senda peatonal.