El color del esmalte es lo menos importante a la hora de "hacerse las manos". El verdadero desafío es tenerlas bien cuidadas y sanas, sin descascararse ni quebrarse.
Para mantener las uñas de las manos lo más sanas posible es importante recordar que no hay que cortarlas sino limarlas de manera horizontal. Después de eso es cuestión de elegir qué forma darles, al margen del color del esmalte.

uñas de mujer mano

Para tener uñas cuadradas basta con dejarlas crecer y limarlas con la lima perpendicular a los dedos, siempre teniendo cuidado de no separar las capas de cada uña y tocando un poco las esquinas para que no queden demasiado pinchudas.

En el caso de las uñas ovaladas, un estilo que nunca pasa de moda, es mejor dejarlas crecer todavía más que con el estilo anterior para después pasar la lima por los lados del dedo primero y luego darle la forma redonda en la punta.

Las uñas redondas son las más clásicas, pero también las que más constancia necesitan por parte de quien las usa: hay que mantener las uñas cortas y limarlas al ras del dedo con movimientos circulares desde los costados hacia el centro, informó el sitio Emedemujer.