Al menos 36 personas murieron hasta ahora en accidentes relacionados con el paso del huracán Matthew por la costa este de Estados Unidos.
Carolina del Norte, el estado más afectado por Matthew, todavía sigue sufriendo los efectos del huracán, con graves inundaciones en las zonas oriental y central, muchas carreteras cortadas y 255.000 usuarios sin electricidad, según un comunicado difundido este martes por el gobernador Pat McCrory.

Diecisiete personas murieron a causa de Matthew y tres siguen desaparecidas en Carolina del Norte, de acuerdo con ese comunicado.

Embed

A ellas se suman, según el Weather Channel,12 fallecidos en Florida, tres en Carolina del Sur, tres en Georgia y uno en Virginia.

McCrory subrayó que la cifra en Carolina del Norte puede aumentar dadas "las muy peligrosas condiciones" en las que están amplias zonas del estado y llamó a los ciudadanos a no arriesgar sus vidas ni las de los servicios de socorro.
"La mayor amenaza radica todavía en las inundaciones
que seguirán afectando toda esta semana al centro y este de Carolina del Norte", dijo el gobernador, quien destacó el riesgo de una subida récord del nivel de los ríos Neuse y Tar, así como crecidas del Lumber y el Cape Fear.

Hasta ahora fueron rescatadas más de 2.000 personas en zonas anegadas y a lo largo del día se espera que aumente la cifra.

En estas tareas participan la Guardia Nacional, la Guardia Costera y la Policía de Trafico, con personal, barcos, aviones y helicópteros.

Las tres últimas víctimas mortales de Matthew contabilizadas por las autoridades norcarolinas son una persona cuyo vehículo fue aplastado por un árbol y otra dos que fueron halladas sin vida dentro de vehículos cubiertos por las aguas.

Casi 4.000 personas se encuentran en refugios de emergencia, la mayoría habilitados en escuelas, y se emitieron ordenes de evacuación obligatorias en las ciudades de Kinston, Greenville, Princeville, en algunas zonas del condado Moore County cercanas a la presa Woodlake y en otras del condado Lenoir.

Embed
Más al norte, en Virginia, donde también hubo inundaciones y cortes de carreteras y electricidad, la única muerte relacionada con Matthew fue la de un hombre que chocó contra un camión que estaba detenido en la carretera por la caída de un árbol, de acuerdo con el Weather Chanel.

En Florida, el primer estado que sufrió los embates de Matthew, desde el pasado jueves, al menos hubo 12 víctimas mortales, entre ellas dos personas que se intoxicaron al prender un generador eléctrico dentro de su vivienda.

Según la compañía eléctrica Florida Power & Light, todavía quedaban hoy 11.010 usuarios sin servicio.

En Georgia, al menos tres personas fallecieron a causa de los efectos de Matthew, la misma cantidad que en Carolina del Sur, donde el ciclón tocó tierra el sábado.

Matthew, el quinto huracán de esta temporada en el Atlántico y el más poderoso desde 2007, llegó a tener la categoría 5.

Antes de afectar a Estados Unidos, causó estragos en la costa norte de Colombia y Venezuela, Haití, República Dominicana, Jamaica, Cuba y Bahamas, y este lunes se disipó en el océano.

Los mayores daños los causó en Haití, donde murieron varios centenares de personas.