El titular del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires, Rubén Sajem, admitió que "hay medicamentos que han aumentado mucho" en los últimos meses y consideró que este incremento se debe a la falta de control a los laboratorios.

"Antes, a través de la secretaría de Comercio, se controlaban en forma uniforme los precios y se permitía hasta un tope de aumento en general para todos los medicamentos. Pero a partir de diciembre, lo que se ve es que cada laboratorio decide el aumento de cada uno de sus productos", explicó Sajem en declaraciones a Radio 10.

Embed
En este sentido, reconoció que "no hay razones que justifiquen los aumentos" ya que los incrementos se dan en productos que "no son novedades terapéuticas". "Son políticas de laboratorios en base a que son marcas que ya están impuestas y que la gente las pide más que otras", expresó el titular del Colegio de Farmacéuticos porteño.

El directivo explicó que los que más incrementaron sus valores de mercado son los productos de venta libre, "como el Ibuprofeno", y aseguró que esa situación provocó que muchos clientes opten por marcas más económicas.

Embed
Además, Sajem recordó que el aumento de precios "puso en jaque incluso al PAMI, que es la mayor compradora de medicamentos con casi el 40 por ciento de los recetados". "Por eso hubo un problema con el presupuesto del PAMI, que no le podía pagar a las farmacias. Está desbordado por el aumento de estos medicamentos", completó.