Vanesa Petrillo
Vanesa Petrillo
La ex funcionaria menemista obtuvo el beneficio porque cumplió las dos terceras partes de las dos condenas firmes por distintos hechos de corrupción que pesan sobre ella. Había recibido una pena unificada de cinco años de prisión.
El juez José Martínez Sobrino, del Tribunal Oral Federal (TOF) 6 y a cargo de la ejecución de la pena de Alsogaray, le otorgó la condicional el viernes pasado porque cumplió la parte de la pena para acceder al beneficio que le permitió recuperar su libertad.

La ex funcionaria registraba una condena a la pena única de cinco años de prisión por dos condenas por hechos de corrupción que estaban firmes, una de tres años y medio de prisión por enriquecimiento ilícito impuesta en mayo de 2004 y otra de cuatro años por administración fraudulenta en la privatización de Entel. Esta última condena la recibió en abril de 2014.

Las dos condenas fueron de cumplimiento efectivo y unificadas en cinco años de prisión. Alsogaray las cumplió bajo arresto domiciliario en su casa de la calle Junín en Recoleta desde marzo de 2015.

Embed
Ahora, con 74 años recién cumplidos obtuvo la libertad condicional, con la obligación de fijar domicilio y la prohibición de salida del país sin autorización del tribunal.

Alsogaray fue juzgada en siete juicios orales y además de las condenas por enriquecimiento ilícito y la privatización de Entel también recibió cuatro años de prisión por la contratación irregular de personal en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y 3 años y seis meses de cárcel por las obras de refacción en el mismo organismo. Pero esas condenas todavía no están firmes.

Fue absuelta en cambio en la causa por los sobresueldos del menemismo, en otra por la venta de un predio de la ex Entel y otra por presuntas irregularidades en el "Plan Nacional del Manejo del Fuego".