Finalmente, luego de muchas idas y vueltas, el clásico rosarino de la séptima fecha del Campeonato de Primera División se jugará sin público visitante debido a que Central le negó entradas a Newell's Old Boys.
"Hemos decidido no brindar espacio para el público del equipo contrario. Independientemente de quien sea el rival de turno, la decisión de esta CD es que la prioridad exclusiva la tienen nuestros asociados e hinchas", informó el club canalla en un comunicado.

Embed
La dirigencia de Newell's le había solicitado 4 mil entradas y el gobierno santafesino había dado el visto bueno para que los hinchas leprosos vayan el 23 de octubre al Gigante de Arroyito.