Renault, Citroën, Peugeot y DS llegaron al Salón del Automóvil de París para exhibir todo el potencial de desarrollo a través de sus concept. Y pusieron en escena sus últimas creaciones que marcan un camino en donde el diseño es una pieza clave para ganar identidad y delinear el rumbo de sus próximos vehículos.
En los cuatro casos los prototipos son exuberantes y queda claro que no están pensados para la producción en serie, aunque de allí saldrán los elementos que determinarán las líneas de nuevas gamas.

Inspiración

El Renault Trezor fue el eje de las acciones de la marca del rombo en París. Tanto que en una cena corporativa en la noche previa a la apertura del Salón el maestro de ceremonias fue el jefe de diseño de la marca, Laurens van den Acker, y también fue la estrella en la conferencia del autoshow. Tal como ocurrió en el anterior concept DeZir, aunque parezca imposible de llevar a la realidad, del Trezor se inspirarán los nuevos vehículos de Renault, inclusive los más chicos.

Paris-Autos-Salon.jpg
El prototipo tiene motor eléctrico de 350 CV, está construido en fibra de carbono y acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos. Tiene un modo de conducción autónomo, momento en el que la pantalla digital de alta resolución que ocupa el tablero puede convertirse en una pantalla de cine, mientras los ocupantes se desentienden del manejo.

Una de las mayores innovaciones es la apertura para el ingreso al habitáculo. En lugar de puertas, toda la parte superior de la carrocería, desde el capot hasta la luneta, se eleva y se desplaza hacia adelante. También tiene un portamaletas en la parte delantera del vehículo y el interior con terminaciones en cuero y pieles rojas. En el exterior, un entramado tipo panel de abejas cubre buena parte de la superficie. Pese a la imagen de superdeportivo, bajo y de capot largo, tendrá correlato en toda la gama.

Confort

A la presentación mundial del nuevo C3, Citroën agregó el concept CXperience, que es un adelanto de las próximas tecnologías de la marca. Con motor híbrido de 300 CV en total, el modelo inaugura un nuevo sistema de suspensión que equipará a los vehículos de producción. La marca tiene experiencia en estas innovaciones, y aseguran que con las nuevas suspensiones los Citroën se diferenciarán de sus competidores por el confort de marcha.

Paris-Autos-Salon.jpg
Además, presenta un nuevo habitáculo que busca ser más agradable, con materiales y colores diferentes, como madera, telas, plásticos y pantallas que se extienden por toda la plancha de instrumentos. Inclusive, las pantallas internas reemplazan a los espejos retrovisores laterales. Las puertas se abren de forma inversa, desde el centro del vehículo hacia los extremos. La imagen es agresiva y si bien buena parte de estas líneas quedarán impregnadas en futuros modelos, el CXperience apunta a mostrar los nuevos sistemas de confort, tanto de marcha como de habitabilidad interior.

Urbano y deportivo

El Fractal de Peugeot ya había estado en el pasado Salón de Fráncfort, pero en París ocupó un lugar más central del stand. El modelo está impulsado por dos motores eléctricos de 102 CV cada uno y buena parte de sus elementos fueron creados por impresoras 3D, un aviso de los nuevos sistemas de producción.

Paris-Autos-Salon.jpg
El color bipartido de la carrocería ya está llegando a modelos como el 308 GTI o el 3008 que se presentó en el Salón de París. Otra novedad que incorpora es que agrega sonido para matizar un problema de los eléctricos: son tan silenciosos que a veces no los perciben ni siquiera los peatones. Otro punto es la evolución del i-cockpit, ahora con un pequeño volante rectangular y con todos los mandos orientados hacia el conductor.

Exclusividad

Para conocer al DS E-Tense hay que buscar dentro del stand de DS, que a diferencia de otros no exhibe sus autos abiertamente y propone un recorrido individualizado. Pero vale la pena la curiosidad: el E-Tense tiene un espacio reservado donde se luce solitario. Este concept no es novedad: se había presentado en el Salón de Ginebra de inicios de año. Además de su diseño elegante, el E-Tense pretende mostrar el potencial de la marca para fabricar 100% eléctricos de alto rendimiento: tiene 402 CV y logra una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos.

Embed