El ex carapintada volverá a estar al frente de la Dirección Nacional de Aduanas de la que fue apartado luego de que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich lo denunciara por presuntas manionbras de corrupción.
Juan José Gómez Centurión será repuesto este jueves en el cargo de titular de la Dirección Nacional de Aduanas por medio de una resolución que se publicará con la firma del titular de la AFIP, Alberto Abad, según confirmaron a Télam fuentes del organismo.

Gómez Centurión fue separado del cargo el 19 de agosto, por orden del presidente Mauricio Macri, luego de que ingresaran a la Justicia dos denuncias por presunta corrupción, una de ellas presentada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, basada en una serie de audios enviados en forma anónima a su cartera, en los que se daba cuenta de un sistema de corrupción dentro de la Aduana.

En esos audios se acusa a Gómez Centurión de haberle indicado al empresario Oldemar Carlos "Cuqui" Barreiro Laborda -ex dueño de la empresa de recuperación de autos robados Lo Jack- cómo hacer operaciones de contrabando y de haberlo avalado a hablar en nombre suyo con importadores y aduaneros para que no quede expuesto. Como recompensa se habría quedado con 5.000 dólares por cada contenedor.

Gómez Centurión, un ex militar que se plegó a los movimientos Carapintada en los años '80, aceptó la decisión presidencial de separarlo del cargo hasta tanto se investigara la denuncia, pero negó la veracidad de los audios que se presentaron como prueba de esa denuncia, que estaban burdamente editados.

Embed
"No me victimizo. Pero cuando asumí era consciente de adónde estaba entrando y del riesgo que tenía hacer lo que tenía que hacer. Un riesgo era que me ensuciaran y otro que me mataran", sostuvo cada vez que se lo consultó sobre la denuncia.

Además, en las entrevistas que concedió a la prensa el titular de Aduana suspendido aclaró que respetaba y entendía la decisión presidencial y que confiaba en que si la Justicia no hallaba pruebas en su contra sería repuesto en el cargo, tal como se lo prometió Macri en el momento en que lo desplazó.

En el medio de este proceso, Gómez Centurión -quien estuvo a cargo de la Agencia Gubernamental de Control del gobierno de la Ciudad durante la gestión de Macri- recibió el respaldo explícito de la líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, quien proclamó su inocencia y aseguró que fue víctima de "una burda operación de inteligencia".

El segundo elemento que anticipó su regreso de Gómez Centurión a la conducción de la Aduana, en la que había quedado relegado a una función de asesor, fue la decisión del juez federal Ariel Lijo de declararse incompetente para investigar la denuncia porque "el resultado de las medidas dispuestas no han permitido un avance sobre su eventual responsabilidad en las maniobras denunciadas" y que "las medidas probatorias dispuestas no han logrado vincular" a Gómez Centurión "a algún hecho delictivo de competencia federal".

La semana pasada el funcionario fue convocado por Macri a la Residencia Presidencial de Olivos y salió de allí con la convicción de que su retorno al cargo era inminente. Mañana la AFIP publicará la resolución que lo repone en el cargo a casi dos meses del desplazamiento.