Ahora se dedica al beisbol y, aunque tampoco es una luminaria en ese deporte, se nota que su mayor valor no es el fair play, sino sus poderes sobrenaturales.
El ex jugador de futbol americano Tim Tebow suele ser el blanco de bromas en los Estados Unidos por su fervor religioso, pero el martes pasado sumó un episodio importante en su carrera hacia la santidad al reanimar con sus rezos a un fanático que había colapsado en la cancha.

Tebow, de 29 años, dejó su carrera en el fútbol americano y ahora juega al béisbol para los Scorpions de Scottsdale, en Arizona. Tras un partido lastimoso en el que brilló poco como deportista, el muchacho se lució como humano al rezar junto a Brandon Berry, un fan que había tenido un ataque de epilepsia.

El episodio fue registrado por el ex cazatalentos de la NFL Daniel Kelly quien compartió un breve video a través de Twitter, pero además trascendieron los relatos de algunos testigos que aseguraron que Tebow le impuso las manos a Berry, quien seguía inconsciente tras el ataque.

Embed

Después de unos minutos, Berry reaccionó y se levantó como si nada, informó el sitio ABC. "Lo que pasó acá fue un milagro", aseguró Kelly tras el episodio, pero Tebow le bajó el tono al remarcar que "todas las vidas importan" y que cuando vio a Berry su "primer instinto" fue acercarse a él.