Los cuidadores tuvieron que sedar al enorme animal después de que rompiera el vidrio de su hábitat y saliera a generar temor en los alrededores del parque. Fue capturado horas después.
Un gorila de 185 kilos se escapó este jueves de su hábitat en el Zoológico de Londres, en el Reino Unido, lo que mantuvo paralizado al público en el predio y a sus cuidadores en alerta. Después de casi dos horas de búsqueda, el animal fue localizado y sedado.

Kumbuka, un macho de 18 años, se salvó de correr la misma suerte que Harambe -el gorila que fue ejecutado cuando un niño se cayó en su hábitat del Zoológico de Cincinat- ya que los cuidadores del predio londinense lo localizaron antes de que interactuara con humanos.

gorila escapo del zoologico de londres
La gorila sería Kumbuka
El primer indicio de que habría problemas con Kumbuka fue su nerviosismo ante el público. "Los cuidadores nos pidieron silencio. A los que estábamos frente [al vidrio] nos hicieron salir", explicó Chloe Hughes, una testigo de 23 años.

Luego el gorila de 2,13 metros rompió a golpes el vidrio de su hábitat. El episodio fue registrado por uno de los visitantes, informó el sitio Daily Mail.
La Policía de Londres fue convocada en el acto después de que Kumbuka escapara pero su intervención no fue necesaria porque el animal nunca estuvo en el espacio público y todos los visitantes del zoológico fueron resguardados en otras áreas, como el santuario de mariposa y otras atracciones.