La fábrica de lavarropas Alladio suspendió a unos 1.500 trabajadores, en tanto que la Metalúrgica Tandil hizo lo propio con 130 empleados. Este jueves Expofrut anunció el cierre de dos plantas, lo que dejará a otras 260 personas sin trabajo.

En el marco de una ola de cesantías que genera incertidumbre en el plano laboral, la fábrica de lavarropas y lavavajillas José Alladio e Hijos anunció que paralizará en noviembre la actividad de dos plantas, lo que implica la suspensión de unos 1.500 trabajadores.

Por su parte, la Metalúrgica Tandil, subsidiaria de Renault Argentina, suspendió a otros 130 empleados, en tanto que la empresa belga Expofrut anunció el cierre de dos plantas, medida que deja a 260 personas sin trabajo.
Embed
José Alladio e Hijos paralizará en noviembre su actividad en las plantas cordobesas de Luque y Río Segundo, en una medida que generará la suspensión de unos 1.500 operarios repartidos en Río Segundo (300) y Luque (1.200), aunque hay áreas que continuarán trabajando, aclararon desde la firma.
Embed

Expofrut anunció este jueves el cierre de dos plantas de empaque en las ciudades rionegrinas de General Roca y Allen, por lo que despedirá a unos 260 trabajadores.

Con el cierre de estas plantas, las cesantías alcanzarán ya a 1.080 personas en el sector frutícola del Alto Valle rionegrino, teniendo en cuenta los recortes del establecimiento Biló, en Allen, y la empresa San Formerio, en Roca.

Expofrut era la mayor empresa de producción, empaque y comercialización de frutas y hortalizas frescas en el país desde 1971, con operaciones en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, en la Patagonia. La firma exportaba el 90% de las 250.000 toneladas de producción anual y el 10% restante lo colocaba en los principales supermercados de Capital Federal, Gran Buenos Aires, Córdoba y otros puntos del país.

Embed
En tanto, Metalúrgica Tandil suspendió a todo su personal -excepto a gente de mantenimiento- por esta semana, y prometió que retomarán la actividad "normal" a partir del lunes 17 de octubre. Si bien en un primer momento la empresa habló de no pagar salarios, se llegó a un acuerdo por un porcentaje y pago proporcional con el ministerio de Trabajo.