La justicia investiga el origen de unos panfletos hallados en uno de los baños de la sede del Ejecutivo jujeño en los que se veían fotos del gobernador, su familia y custodios así como insultos y amenazas de muerte.
El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, sufrió una nueva amenaza de muerte esta vez a través de "panfletos con fotos de la familia" hallados en uno de los baños de la Casa de Gobierno provincial, reveló el secretario de Seguridad, Guillermo Siri.

Según consignó el funcionario, los panfletos, que incluían insultos y amenazas de muerte al mandatario provincial, fueron encontrados en la sede del Ejecutivo jujeño y, tras ser radicada la denuncia, el hecho comenzó a ser investigado por el fiscal de Investigación Penal número 1, Diego Cussel.

Se trata de la cuarta amenaza sufrida en lo que va de su gestión al frente de la provincia por el radical Gerardo Morales: la última había sido el 9 de septiembre pasado, cuando fue amenazado a través de la red social Twitter, en tanto la primera ocurrió en abril, cuando se registró una amenaza de secuestro y muerte realizada desde un teléfono celular que, según se constató, provino de una unidad carcelaria, y la segunda en mayo, consistente en un ataque informático al sitio web oficial de la UCR jujeña.

Embed
En este sentido, el gobernador Morales aseguró que si bien "hay que tener cuidado en determinadas cuestiones", las amenazas no harán que su gestión se "inmovilice" sino que, por el contrario, continuará con sus políticas "le guste a quien le guste".

En el marco de la investigación judicial ya fueron ordenados distintos peritajes con el fin de establecer de dónde provinieron las amenazas, que fueron halladas anteanoche, pero que recién trascendieron públicamente en las últimas horas.

Sobre el contenido de los panfletos, Siri detalló que tenían amenazas de muerte contra el gobernador y su familia, advertían que "se cuidaran" ya que "sabían sus movimientos, el de su familia y de su custodia", lo cual "es una información que puede ser obtenida de forma bien trabajada o no", valoró Siri.

Según trascendió, además de mensajes y fotos de la familia de Morales, los panfletos incluían fotos de cada uno de los custodios del gobernador.

Embed
Por otro lado Siri indicó que "prácticamente se puede acceder sin problemas" al baño en el que fueron hallados los panfletos intimidatorios dado el movimiento que existe en la sede del Ejecutivo provincial.

Además el funcionario informó que a raíz de estas amenazas "se extremó aún más la seguridad" del gobernador.

"Supongo que hay gente que me la tiene jurada; hay gente presa por una comisión de delitos que tiene que estar presa, habrá otra gente que también tendrá que caer presa y nosotros vamos a seguir por este camino, haciendo lo correcto y garantizándole a la Justicia que también haga lo correcto" dijo Morales.