El primo del presidente Mauricio Macri volvió a quedar en el ojo de la tormenta luego de que la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Relativos a la Seguridad Social lo denunciara por quedarse con los aportes que le había retenido a sus empleados entre diciembre de 2015 y marzo de 2016.
El fiscal titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones de delitos relativos a la seguridad social (UFISES), Gabriel De Vedia, presentó este viernes una denuncia contra los responsables de IECSA S.A. por incumplir con el depósito en tiempo y forma de los aportes retenidos a los empleados.

Durante la investigación realizada por la UFISES, se comprobó que la empresa de propiedad de Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, se apropió indebidamente de los montos que había descontado de los sueldos de los empleados durante los meses de diciembre 2015 y marzo del 2016 por un total de $8.653.861 pesos porque no realizó el depósito legal correspondiente.

Embed
Por mandato legal, los empleadores retienen los montos descontados a sus empleados con el fin de efectuar el pago al fisco.

En el marco de la pesquisa, se determinó además que IECSA adquirió entre diciembre y enero de 2016 nueve vehículos de alta gama, por lo que se infiere que contaba con fondos disponibles para cumplir en tiempo y forma con las obligaciones previsionales.

La demanda recayó en el Juzgado Penal Económico N°1 de Ezequiel Beron de Astrada.

Embed