Tanto el Xeneize como el Millonario tienen una última oportunidad de disputar el certamen más importante del continente del próximo año. Sin embargo, sólo uno podrá lograrlo. Quien no lo haga, se despedirá de la actividad internacional hasta, al menos, el 2018.
La Copa Libertadores del próximo año es la gran obsesión de Boca y River. Lanús, San Lorenzo, Belgrano, Estudiantes y ahora Atlético Tucumán ya tienen asegurada su plaza y sólo resta saber quién ocupará el último cupo, reservado para el ganador de la Copa Argentina. Por eso, tanto el Xeneize como el Millonario deberán quedarse con el certamen nacional para poder disputar el torneo más importante del continente.

Embed
Por un lado, el elenco de Gallardo chocará ante Unión el 27 de octubre en Mar del Plata por los cuartos de final mientras que los de Barros Schelotto harán lo propio el 2 de noviembre ante Rosario Central en Córdoba. Quien se quede con el trofeo jugará la Libertadores 2017 y quien no lo haga, no tendrá actividad internacional en todo el 2017.

Embed
Si no se adjudican la Copa, deberán esperar al menos hasta 2018 para disputar un torneo internacional. Los cupos para la Libertadores y Sudamericana 2018 se definen con el actual certamen que está en disputa y finaliza en mayo del año próximo. Hasta el puesto 12° habrá posibilidades.