Sucedió en España. La mujer se presentó con su perro en la veterinaria y confesó que había intentado matarlo dándole psicofármacos porque no se lo aguantaba más.

Shippo es un perro que sobrevivió a una intoxicación de pastillas antidepresivas. Se las había dado su propia dueña con el objetivo de matarlo porque le "molestaba".

El hecho ocurrió en una localidad española y la policía presentó una denuncia contra la mujer acusada de intentar matar a su propio perro dándole antidepresivos.

perro
El perro ha sobrevivido a la intoxicación de psicofármacos (Sociedad Protectora de Animales de Burjassot)
El perro ha sobrevivido a la intoxicación de psicofármacos (Sociedad Protectora de Animales de Burjassot)

La mujer, de 55 años, se presentó en una clínica veterinaria y confesó que había tratado de matar a su mascota administrándole psicofármacos, porque le molestaba. Aseguró que estaba arrepentida.

La policía le comunicó a la dueña de la mascota que se le imputaba un delito de maltrato animal y deberá declarar en el juzgado por los hechos que, supuestamente, había cometido. Los veterinarios pudieron salvar la vida del perro y la Sociedad Protectora de Animales de la localidad se hará cargo del animal hasta que alguien quiera adoptarlo.