Decidió quedarse en su casa cuando el resto de su familia escapó de la guerra en 2011 pero ahora sabe que el único modo de volver a verlos es hacer el viaje a pie.
Una mujer de 115 años podría ser la refugiada más vieja que partió de Siria desde el comienzo de la guerra. La anciana está en busca de su familia, que ya está instalada en Alemania, y depende de una familia adoptiva que la lleva en andas.

La familia de Eida Karmi dejó Siria en 2011 y se instaló en Alemania, pero ella decidió quedars en su hogar en Hasaka, en el noreste del país, informó el sitio de la CNN. Cuando ella nació, hace 115 años, todavía existía el Imperio Otomano y no habían ocurrido las guerras mundiales.

Pero la violencia en Siria se volvió tan insoportable que Eida dejó su hogar hace seis meses y emprendió el camino a Grecia con Ahmed y Berivan, una pareja amiga de sus familia.

La pareja que adoptó a la abuela centenaria tiene cuatro hijos pequeños y espera uno más para Navidad, lo que los impulsó a superar toda clase de obstáculos en Turquía y hasta a pagarle a traficantes de humanos para llegar a la isla griega de Lesbos en uno de los botes endebles que cruzan el mar.

Ya en Lesbos, Eida y su familia adoptiva esperan hace un mes para que las autoridades les permitan seguir su viaje.


115-year-old Syrian refugee Eida.mp4
Eida busca a su familia