Un grupo de mineros la encontró pero se la tuvo que entregar a las autoridades administrativas locales. Ahora le pertenece al estado de Kachín, en Myanmar.
Un grupo de mineros del estado de Kachín, en Myanmar, descubrió el jueves pasado una piedra colosal de jade que está valuada en 170 millones de dólares. Es una de las rarezas más preciosas que podrían haber hallado, pero no podrán quedársela.

"Pensamos que habíamos ganado la lotería, pero esto le pertenece al país. Es en honor de nuestro líderes", expresó el minero Sao Min, de 44 años, tras realizar el increíble hallazgo de un trozo de jade que mide 5,4 metros de largo, 5 de ancho y 2,7 metros de altura, informó el sitio Daily Mail.

Embed
La industria del jade es uno de los pilares de la economía de Myanmar, en especial del estado de Kachín, por lo que no es de extrañarse que el hallazgo haya sido seguido de cerca por los políticos locales, como U Tint Soe, quien se acercó a posar para la foto que dio la vuelta al mundo.

"Asumo que este es un regalo para el destino de nuestros ciudadanos, el Gobierno y nuestro partido dado que fue descubierta durante nuestra administración. Es una muy buena señal para nosotros", señaló U Tint Soe sobre la masa de jade que pesa unas 175 toneladas.