Las ventas por el Día de la Madre no tuvieron su mejor año en 2016 y, a pesar de las ofertas y promociones que se lanzaron al mercado, las cantidades vendidas por los negocios minoristas cayeron 4,8% frente a la misma fecha del año pasado. De todos modos, la baja fue menor a lo que se esperaba.
La mayoría de los rubros relevados que componen la oferta de esta fecha finalizaron en baja, registrándose las caídas anuales más profundas en "Artículos para el hogar y uso personal" (-14,7%), "Artículos de computación, electrónicos y celulares" (-10,8%), "Joyería y relojería" (-6,1%) y "Marroquinería" (-5,4%). En cambio, subió la venta de "Bijouterie y Fantasías" (+1,9%), "Bazares y regalos" (+1,3%) y 'Flores y plantas' (+3,6%).

El movimiento comercial comenzó a mediados de semana y se profundizó el fin de semana. El mal tiempo del sábado en algunas ciudades limitaron las salidas a comprar regalos, pero con el correr del día el público volvió a las calles y los centros comerciales quedaron colmados.

Embed
Las familias eligieron este año obsequios discretos, lo que le dio más relevancia a rubros de menor magnitud como flores y plantas, bijouterie o regalerías. El ticket promedio en los comercios relevados fue $540, 18,7% superior al 2015 lo que refleja cierto cuidado en los gastos si se tiene en cuenta que en un año los precios subieron cerca del 40%.

Según un relevamiento realizado por la consultora Focus Market para CAME sobre 2917 casos consultados, el 23% de la demanda de la fecha se volcó al rubro indumentaria, seguida por calzados (11%), servicios como cenas, spa o espectáculos (11%), electrodomésticos (9%), informática (notebooks, tablets, etc.) (8%), telefonía celular (7%) y bazar y regalos (7%).

En general, el público caminó bastante buscando precios, ofertas y aprovechó los descuentos que ofrecieron algunas tarjetas. En las preferencias de dónde comprar, según la encuesta, este año el 10% adquirió por internet, el 5% en supermercados, y si bien la participación de los shopping es alta, la mayor parte del público se volcó a los comercios de barrios, calles, y avenidas donde se conseguían mejores precios.