El sindicalista Luis Barrionuevo repitió la fórmula que usó años atrás con la que pedía "dejar de robar". En esta ocasión fue para reclamar apoyo para el gobierno de Macri y además defendió el piso de $2 mil para el bono de fin de año en el sector privado.
El titular del gremio de trabajadores gastronómicos, Luis Barrionuevo, sostuvo que el Gobierno "necesita un apoyo" durante "no menos de dos años", y afirmó que tiene "muchas esperanzas" de que en la reunión de este miércoles entre sindicalistas y empresarios se logre acordar un bono de fin de año de "2 mil pesos para todos".

"Este gobierno necesita un apoyo, no dándole un tiempo eterno" pero sí "no menos de dos años para que puedan llegar los capitales", señaló Barrionuevo e insistió con que al gobierno nacional "necesita un tiempo para acomodar el déficit".

Embed

"Yo creo que el gobierno ha dado lo que tiene", dijo Barrionuevo en declaraciones radiales sobre el bono de 1.000 pesos para jubilados y beneficiarios de la AUH anunciado por la Casa Rosada.

En tanto, respecto de la negociación entre gremios y empresarios que comenzará este miércoles para intentar acordar un bono de fin de año, el sindicalista evaluó que "la CGT está actuando muy bien" planteando "un bono de 2 mil pesos para todos", cifra que consideró "un piso muy importante".

Barrionuevo dijo tener "muchas esperanzas" de que las negociaciones lleguen a buen puerto pero puso el acento en el papel de los empresarios.

Consultado sobre cuál será la reacción de la CGT en caso de que no se logre un acuerdo por el bono de fin de año, el sindicalista respondió: "No me quiero adelantar pero espero que no nos pongan en una situación a la que no queremos llegar, que es la de elaborar un plan de lucha".

En sentido,dijo que "un paro es una medida de fuerza que trae aparejadas, si no tenés resultados, muchas otras medidas".

Acuña en C5N
Carlos Acuña opinó sobre la gestión de Mauricio Macri
Por su parte Carlos Acuña, hoy referente de la CGT, expresó en diálogo con C5N sobre estos meses de Cambiemos en el Gobierno, que "tenemos que bancar al gobierno 4 años nos guste o no nos guste" y que hay que "darle tiempo para ver cuál es su propuesta económica" y cómo se desarrolla.

Sin embargo y a título personal, Acuña quiso agregar en esa misma línea: "creo que a los trabajadores no los favorece, pero eso con el tiempo va a quedar a la vista"