Chan Ming, quien milagrosamente no fue atacado por un escualo que se metió en la jaula en la que estaba durante una inmersión en la isla caribeña de Guadalupe, dio detalles de la aventura que le tocó vivir. "Si entraba en pánico, hubiera sido horrible", aseguró.
De vuelta en China, Chan Ming, un hongkonés de 51 años, relató en diálogo con la agencia AFP su aventura, cuando un tiburón, atraído por un cebo, se lanzó a toda velocidad contra la jaula metálica de observación en la que se hallaba, solo.

Ming, que trabaja en una agencia de publicidad en Shanghai, explicó que se esforzó por mantener la calma "porque me dije que si me entraba el pánico, sería horrible".

Tiburón blanco asesino en Guadalupe
Momento en el que el tiburón asesino rompe la jaula
Momento en el que el tiburón asesino rompe la jaula
"El tiburón estaba entrando en la jaula, tenía la cabeza atrapada entre los barrotes y yo pensaba: vamos, andate a otra parte", dijo.

En el video, visto más de 15 millones de veces en Youtube, se puede ver al tiburón embestir la jaula, que destroza antes de volver a salir, ensangrentado, a través de un acceso superior que un miembro de la tripulación del barco acaba de abrir.

Tiburón asesino en Guadalupe
Veinte segundos después de la partida del escualo, Chang Ming salió ileso de la jaula. El incidente se produjo el 4 de octubre y no le impidió volver al mar al día siguiente.

"Sigo pensando que el tiburón, el gran blanco, es un animal magnífico, magnífico y adorable al mismo tiempo", aseguró.

La empresa Solmar V Luxury Live Aboard, que organiza este tipo de encuentros en el mar con tiburones, aseguró que el animal no había sufrido heridas graves al atravesar los barrotes.

Este tipo de incidentes sólo ocurren una vez entre un millón, aseguró la empresa en un comunicado, agregando que, desde entonces, reforzó la seguridad de las jaulas.