El delantero de la Fiorentina decidió plasmar el rostro de su mujer en uno de sus brazos, tras su lucha contra un tumor en la mama.

Mauro Zárate se la jugó y se realizó un significativo y romántico tatuaje. El delantero de la Fiorentina decidió inmortalizarse el rostro de su mujer, Natalie Weber, en su brazo, luego de que la modelo le haya ganado al cáncer, enfermedad contra la que luchó en los últimos meses cuando le encontraron un tumor en la mama izquierda, y por la que fue operada.


Seguí leyendo más en RatingCero.com